šŸ—” Hallan en Alemania una espada de hace 3.000 aƱos en tan buen estado de conservaciĆ³n que aĆŗn brilla šŸ—”

Un equipo de arqueĆ³logos ha hecho un descubrimiento excepcional la pasada semana en la localidad de Nƶrdlingen, enĀ Alemania. Se trata de una espada de bronce de empuƱadura octogonal cuya dataciĆ³n provisional se remonta a la edad del Bronce medio, en el siglo XIV antes de Cristo. Pese a su edad (cerca de 3.000 aƱos), el arma estĆ” en un estado de conservaciĆ³n tan excepcional que aĆŗn conserva parte de su brillo.

Las espadas de la edad de bronce ya son raras de encontrar, y normalmente aparecen muy deterioradas. De ahĆ­ la importancia de este hallazgo. El profesor Mathias Pfeil, jefe de la Oficina Estatal BĆ”vara para la ConservaciĆ³n de Monumentos explica en unĀ comunicadoĀ que la espada ha aparecido durante las excavaciones de una tumba que contenĆ­a los restos de tres personas (un hombre, una mujer y un joven) perteneciente a la Edad de Bronce. La espada estaba acompaƱada de numerosos artefactos cĆ³mo vestimenta o puntas de flecha que aĆŗn deben ser catalogados.

Las espadas de empuƱadura octogonal eran tĆ­picas del sur de Alemania y de otra regiĆ³n a caballo entre el norte del paĆ­s y lo que hoy es Dinamarca. AĆŗn hacen falta mĆ”s anĆ”lisis para determinar la procedencia exacta de este arma, pero lo que sĆ­ se sabe es que, pese a su lujosa apariencia y a carecer de marcas visibles de batalla, se fabricĆ³ para el combate ya que el punto de equilibrio del arma estĆ” correctamente situado.

Solo un puƱado de artesanos de aquella Ć©poca eran lo bastante hĆ”biles como para forjar estas espadas, ya que la empuƱadura se fundĆ­a sobre la hoja y se remataba con remaches en una tĆ©cnica conocida como sobrefundido. El paso de los aƱos ha oxidad el cobre de la aleaciĆ³n de bronce, dando a la empuƱadura el vistoso color verde que aparece en las fotos. El arma tiene una longitud total de 67cm, con una anchura de hoja de 3,7cm.

ĀæCĆ³mo es posible que haya llegado tan bien conservada hasta nuestros dĆ­as? Miriam Windsheimer, portavoz de la Oficina Estatal BĆ”vara para la ConservaciĆ³n de Monumentos ha explicado a Gizmodo en un correo que el secreto estĆ” en el terreno. Las peculiares condiciones del suelo de la zona han servido para crear una capa compacta alrededor de la espada que, junto con la propia pĆ”tina del bronce, ha contribuido a aislarla de otros agentes ambientales.

ĀæCĆ³mo es posible que haya llegado tan bien conservada hasta nuestros dĆ­as? Miriam Windsheimer, portavoz de la Oficina Estatal BĆ”vara para la ConservaciĆ³n de Monumentos ha explicado a Gizmodo en un correo que el secreto estĆ” en el terreno. Las peculiares condiciones del suelo de la zona han servido para crear una capa compacta alrededor de la espada que, junto con la propia pĆ”tina del bronce, ha contribuido a aislarla de otros agentes ambientales.

Fuente: Gizmodo