😋 CĂłmo es el desayuno perfecto, segĂșn Harvard 😋

Siempre se ha dicho que el desayuno es la comida mås importante del día, la que te da la energía para empezar la jornada pero ¿cómo es el desayuno perfecto? ¿Existe acaso? La respuesta es sí, y aunque a muchos nos encantaría que estuviera compuesto de nuestros cereales favoritos o esos donuts que se deshacen en la boca, la realidad es un poco diferente pero mucho mås nutritiva, saciante, y hecha bien incluso hasta mås rica.

Cabe la posibilidad de que despuĂ©s de encontrar miles de vĂ­deos en Instagram recreando recetas “healthy” hayas asociado lo de comer sano con ingredientes con nombres raros o elaboraciones algo complicadas, pero segĂșn Harvard, no tiene que ser asĂ­ en absoluto menos mal.

Y es que en sus consejos diarios han explicado cómo es el desayuno perfecto para que sea equilibrado y saludable, y solo consta de tres ingredientes: proteína magra, cereales integrales y fruta. En principio estos tres son los esenciales que nunca deben faltar, aunque de acuerdo con la doctora Monique Tello, colaboradora de la revista médica de la universidad, deberíamos añadir también algo de grasas saludables.

ÂżPor quĂ© necesitamos todo esto? Sencillo. Lo que buscamos es que el desayuno nos proporcione la energĂ­a necesaria para el momento, pero tambiĂ©n para las siguientes horas, de ahĂ­ que se recomiende la avena por ejemplo, ya que es un hidrato de absorciĂłn lenta que irĂĄ alimentando a los mĂșsculos durante mĂĄs tiempo. La proteĂ­na nos ayudarĂĄ a mantenernos saciados, la fruta tiene azĂșcares naturales y vitaminas ademĂĄs de fibra para complementar.

Con esto claro, ahora lo que querrås saber es a qué se traduce en platos específicos. Puedes hacer de todo, desde una mezcla de avena, yogur, fruta y crema de cacahuetes por ejemplo (lo mejor es prepararlo por la noche y dejarlo en la nevera para que por la mañana esté cremoso y frío).

Si tienes algo mĂĄs de tiempo puedes hacerte unos huevos revueltos con tostadas integrales y añadir una pieza de fruta. O mi favorito para cuando necesito algo dulce: un bizcocho de avena que estĂĄ listo en 5 minutos. Lo Ășnico que necesitas es un plĂĄtano, un puñado de avena (es al gusto, cuanto mĂĄs tenga mĂĄs firme quedarĂĄ), un huevo, una pizca de canela y nuez moscada y todo a la batidora. Lo pones en un recipiente apto para el microondas y en 4 minutos estarĂĄ listo.

Puedes añadir pråcticamente cualquier fruta que te apetezca ademås del plåtano o es su lugar, hasta añadirla en trocitos. Es una delicia que harå que te olvides de los productos procesados, sin duda alguna.

Así que ya sabes, elige tus combinaciones favoritas y desayuna como un campeón cada mañana. Verås que en el camino de casa al trabajo no te entrarå hambre al instante. Un milagro.

Fuente: GQ