ūüö¨ Multan a un funcionario de Jap√≥n con 11.000 d√≥lares por fumar en el trabajo 4.512 veces en 14 a√Īos ūüö¨

En Jap√≥n, las normas y las reglas de convivencia son muy importantes, tanto, que all√≠ no se discute y se llevan¬†a rajatabla. De hecho, son pocas las ocasiones en que alg√ļn ‚Äúdisidente‚ÄĚ rompe las normas, y cuando ocurre, es noticia. Un funcionario japon√©s en Osaka se vio obligado a devolver 11.000 d√≥lares de su salario por¬†fumar en el¬†trabajo m√°s de 4.500 veces en 14 a√Īos.

Al parecer, las autoridades de Osaka impusieron la ley sobre el empleado de 61 a√Īos, junto con dos compa√Īeros en el departamento de finanzas de la prefectura, imponiendo un recorte salarial del 10 por ciento durante seis meses por fumar repetidamente durante las horas de trabajo a pesar de m√ļltiples advertencias.

Cuentan los medios locales que los tres trabajadores fueron investigados por primera vez en septiembre de 2022 despu√©s de que su oficina de recursos humanos recibiera un aviso sobre ‚Äúsus delitos menores‚ÄĚ. Por aquel entonces no prestaron atenci√≥n a las advertencias de sus supervisores e incluso mintieron acerca de no fumar durante una entrevista de seguimiento en diciembre.

De los tres compa√Īeros, se consider√≥ que el empleado de ‚Äúnivel director‚Ä̬†de 61 a√Īos hab√≠a violado el ‚Äúdeber de devoci√≥n‚ÄĚ en virtud de la Ley de servicio p√ļblico local. Se le pidi√≥ que devolviera 1,44 millones de yenes de su salario, adem√°s de su reducci√≥n salarial disciplinaria. El gobierno de la prefectura descubri√≥ que hab√≠a acumulado 355 horas y 19 minutos ‚Äúfumando‚ÄĚ en servicio, o que fum√≥ un total de 4.512 veces durante 14 a√Īos y medio de su empleo en el departamento.

Todo esto se explica porque Osaka tiene restricciones muy estrictas para fumar, ya que introdujo una prohibici√≥n total en las instalaciones gubernamentales, como oficinas y escuelas p√ļblicas, en 2008. Los empleados del gobierno tambi√©n tienen prohibido fumar mientras est√°n de servicio desde 2019.

Por cierto, ese mismo a√Īo,¬†un maestro de secundaria de Osaka fue sancionado de manera similar, con un recorte salarial temporal, despu√©s de que se descubri√≥ que hab√≠a tomado alrededor de 3400 descansos para fumar ilegalmente. Tambi√©n se le pidi√≥ que devolviera un mill√≥n de yenes de su salario al Ministerio de Educaci√≥n.

En Osaka, fumar no solo es malo, te puede salir muy caro.

Fuente: Gizmodo