馃馃嚜馃嚚 Marlon Vera, enfocado en derrotar al excampe贸n Dominick Cruz en UFC 馃嚜馃嚚馃

La pelea es clave para Marlon ‘Chito’ Vera. En publicaciones oficiales de la UFC se menciona que el ganador entre Vera y Dominick Cruz “emerger谩 como contendiente al cintur贸n gallo”. El ecuatoriano y el estadounidense protagonizar谩n el combate estelar de la cartelera UFC San Diego, la noche del 13 de agosto del 2022.

Marlon Vera ya se ha convertido en un referente de las artes marciales mixtas (MMA) en Latinoam茅rica, pero quiere mucho m谩s. El manabita busca el t铆tulo de campe贸n de la UFC y para acercarse a ese anhelo deber谩 superar a una leyenda del deporte como el estadounidense Dominick Cruz.

En la actualidad, ‘Chito’ Vera ocupa el casillero 5 de la clasificaci贸n mundial de la UFC en esa categor铆a de peso. Su rival, excampe贸n y toda una leyenda de este deporte, est谩 en el casillero 8.

El ecuatoriano llega a este combate con un r茅cord profesional de 19 triunfos, 7 derrotas y un empate. Cruz, un afamado excampe贸n de UFC,聽tiene 24 triunfos y 3 derrotas.

驴Qui茅n es Dominick Cruz

El estadounidense Dominick 鈥楾he Dominator鈥 Cruz tiene 36 a帽os y un r茅cord profesional de 24 triunfos y tres derrotas en las artes marciales mixtas (MMA). Este excampe贸n de la聽UFC聽ser谩 el pr贸ximo rival del ecuatoriano Marlon ‘Chito’ Vera, en combate del peso gallo (135 libras).

Cruz tiene victorias ante consagrados luchadores como T.J.聽Dillashaw, Urijah Faber, Demetrious Johnson鈥, entre otros excampeones de UFC. Se destaca su velocidad sobre el oct谩gono, con un efectivo boxeo y movimientos que desconciertan a sus rivales.

Se trata, sin dudas, de un peleador muy completo y reconocido en las MMA que en el 2011 ya defendi贸 su corona de la UFC ante Urijah Faber. Tiene tres defensas exitosas del t铆tulo en UFC.

Su 煤ltimo triunfo lo consigui贸 el 11 de diciembre del 2021 al derrotar por decisi贸n un谩nime al brasile帽o Pedro Munhoz. Antes de eso, tambi茅n se impuso ante聽Casey Kenney a mediados del 2021. No obstante, antes de esas dos victorias encarril贸 dos duras derrotas.

Fuente: El Comercio