馃槵 La raz贸n por la que los aparatos para los dientes son de metal 馃槵

Puede que no te haya聽tocado聽a ti en esa ruleta聽que es el azar, pero probablemente s铆 que conoces a alguien que alguna vez llev贸/a聽aparatos de ortodoncia. A veces por un peque帽o arreglo, pero en otra ocasiones por un problema que podr铆a agravarse mucho m谩s con el paso del tiempo.

Lo que no ha cambiado mucho por los siglos de los siglos (literalmente, se tiene constancia de los primeros 鈥渁paratos鈥 correctores de dientes desde hace miles de a帽os) es el material: metal, y tiene聽una raz贸n de ser聽muy clara.

Seg煤n los historiadores,聽fue en los siglos XIX y XX cuando realmente se innov贸 en ortodoncia. De hecho, en 1928 el dentista estadounidense Edward Angle public贸 una serie de art铆culos que describ铆an lo que se conoci贸 como el 鈥渁parato edgewise鈥, el cual ten铆a los mismos fundamentos que los aparatos que se usan hoy en d铆a, pero mucho m谩s toscos, con bandas anchas de metal envueltas alrededor de cada diente.

Todo esto est谩 muy bien pero, 驴por qu茅 de metal? 驴no podr铆an existir otro material capaz de enderezar los dientes y dejarnos con una sonrisa casi perfecta? La respuesta corta es s铆 (pero no tanto).

Tal como explican聽en Popular Science, los aparatos met谩licos siguen siendo el est谩ndar debido a su eficacia. Cuando los dientes est谩n sujetos a las fuerzas generadas por los 鈥渂rackets鈥 met谩licos pegados a los dientes y los arcos de acero (los alambres que se pueden apretar lenta y peri贸dicamente para mover los dientes), los dentistas pueden ejercer un control muy estricto sobre c贸mo se mueven los dientes con el tiempo. No solo eso. Los aparatos tambi茅n est谩n hechos de carbono, aluminio, n铆quel y cromo, el 煤ltimo de los cuales brinda resistencia a la oxidaci贸n y la corrosi贸n.

As铆 se explica que, aunque existan ciertos 鈥渁lineadores鈥 de pl谩stico, no suelen ser adecuados para todos los casos de ortodoncia, ya que cuantos m谩s dientes se necesiten mover, o cuanto m谩s complejo sea el caso, nada como el metal para mover los dientes y el hueso circundante con m谩s precisi贸n.

Por tanto, si eres del grupo de personas a los que el doctor le ha recomendado unos aparatos de metal, que no te entre p谩nico. Probablemente es la mejor soluci贸n para arreglarte la boca.

Fuente: Gizmodo