馃憫 Carlos III toma d铆a libre tras fin de semana de coronaci贸n 馃憫

En el tercer d铆a de su largo fin de semana de coronaci贸n, el rey Carlos III descans贸.

El lunes fue, despu茅s de todo, un feriado declarado en honor a su coronaci贸n y hab铆a pasado varios d铆as vertiginosos de festividades p煤blicas, elaboradamente coreografiadas, y coronadas con una breve aparici贸n improvisada en 鈥淎merican Idol鈥.

Si bien Carlos, de 74 a帽os, no tuvo apariciones p煤blicas, otros miembros de la realeza se acogieron a su pedido de ofrecerse como voluntarios un par de horas en su d铆a libre.

El pr铆ncipe Guillermo, heredero al trono, tom贸 los controles de una peque帽a retroexcavadora con su hijo menor, el pr铆ncipe Luis de Gales, en su regazo mientras su familia ayudaba a renovar una caba帽a para los Scouts en Slough.

Despu茅s de que su padre arroj贸 un mont贸n de tierra, Luis, de 5 a帽os, que se ha convertido en una sensaci贸n en las redes sociales por hacer muecas inquietas durante las apariciones p煤blicas, lanz贸 una mirada de determinaci贸n mientras paleaba arena y conduc铆a una carretilla bajo la atenta mirada de su madre, Kate, la princesa de Gales.

Mientras pintaba la base de una maceta m谩s tarde, ignor贸 a su hermana, la princesa Carlota de Gales, de 8 a帽os, quien le dijo que ten铆a pintura en el cabello.

鈥溌uis, m铆rame!鈥 ella dijo. 鈥淭ienes que limpiarlo鈥.

Cuando alguien sugiri贸 que podr铆a llegar a ser pintor, respondi贸: 鈥淣o, un piloto de combate鈥.

Fue el primer compromiso real del ni帽o y fue recompensado m谩s tarde con un malvavisco tostado intercalado entre dos galletas de chocolate.

鈥淣o escuchar谩s de 茅l hasta dentro de unos 20 minutos鈥, brome贸 su padre.

Luis le dio un mordisco, gir贸 su cabeza hacia atr谩s y se tambale贸 hacia su hermana.

El trabajo voluntario se produjo despu茅s de un fin de semana de pompa, ceremonia y fiesta para los reci茅n coronados rey y reina en un espect谩culo milenario el s谩bado. Miles de picnics p煤blicos y fiestas callejeras se llevaron a cabo el domingo en todo el Reino Unido en honor a Carlos antes del concierto en el Castillo de Windsor.

Fuente: AP